Reportaje de Herra en la sala Urban Rock Concept, Gasteiz 10-07-2021

Quien haya seguido la pista de los gasteiztarras Herra sabrá que su trayectoria musical avanza en progreso ascenso, desarrollándose con plen...

miércoles, 30 de junio de 2021

Crónica Incursed en la sala Santana 27, Bilbao 25-06-2021

La diversidad musical adquiere un protagonismo imperante en propuestas enmarcadas dentro de subgéneros como el Viking, Pagan, el Folk metal. Un buen dechado lo hayamos en la ocurrente propuesta musical de los bilbaínos Incursed, que siguen transitando por los senderos de la creatividad, haciendo alarde de un estilo sólido, lo suficientemente épico y natural en directo, alcanzado a partir de versátiles ritmos y gran riqueza de matices folk que dejan el espacio para que su vocalista se explaye en rasgados y limpios registros en algunos momentos. Una formación que continúa en su ambición de mejorar y ascender en la competitiva escena musical actual, con un teclado siempre protagonista y una ampulosidad lograda a cargo de otros elementos, mamados de muy diferentes tradicionales musicales, que les dan una apertura que no todos los grupos del estilo tienen.


El pasado 25 de junio en la sala Santana 27 (Bilbao) se erigieron como los auténticos héroes de la batalla al desasosiego y la permanente preocupación por la salud pública, presentando por todo lo alto su quinto disco "Baskavigin", que narra la matanza de balleneros vascos, con hipnotizantes melodías del folk más divertido y colaboraciones de lujo en varios tramos del concierto, Javi Rubio "Caleb" (Drakum y Trobar de Morte), Dagda (Celtibeerian y Moonshine Wagon) e Iñigo "Tartalo Music", quienes aportaron grandes dosis de exquisitez musical y frondosidad en atmósferas instrumentales, proporcionando una sensación de mayor efectividad en conjuntez, capacidad de transmisión y balance final de méritos.


La verdad que la puesta en escena de la banda resultó muy vistosa de por sí, con un inmejorable juego de luces y una plena interacción rítmica entre ellos a la hora de pretender dar sublimidad a su música en los momentos oportunos, con plena solvencia, fluyendo entre agresividad y melodía bajo una desmedida adhesión al código musical de bandas escandinavas del género como Ensiferum, Equilibrium, Finntroll... Su nuevo trabajo fue protagonista del repertorio arrancando de idéntica manera al disco con "1615 (Intro)", "Baskavígin" y "Who Stole My Beer?", sabiendo plasmar con un criterio acertado las variantes de estilo recogidas de sus influencias y sin caer en la monotonía ni en un convencionalismo que pudiera delimitar su desfile de creatividad y necesidad de expresión, ofreciendo posteriormente sensaciones tan diferentes de cariz épico-festivo y transiciones melódicas de notas sostenidas en "Cryhavoc!", "Heart of Yggdrasil" y "Beer Bloodbath", manejando sentimiento, brutalidad y técnica a partes iguales.


Tras las típicas bromas por parte de su vocalista Jonkol sobre el inconveniente de estar sentado y no poderlo disfrutar al máximo, sacaron a relucir el camino musical que quieren seguir en el futuro con otra tanda ganadora de su última obra "The Black Hunter", "Patxi Porroi" y "Eusko Troll Label", con buenas conjunciones vocales para dar empaste y cohesión a cada pasaje, sumado a una mayor solidez y haciendo que los ritmos tuvieran una fuerza perturbadora. Al margen de su nueva obra, la cual tiene mucha relevancia en el repertorio, temas de otros trabajos como "Suaren Lurraldea", "Homeland" y Zombeer Alcoholocaust" se van engrandeciendo con el paso de los años, más si cuentan con la ayuda de grandes colaboraciones como aconteció esa noche en el tramo final, sonando inmenso para los amantes de la batalla y la cerveza el "Souls Of Fire" y alcanzándose el punto álgido festivo con una ocurrente adaptación del "Take On Me" (a-ha), conservando un punto de ambición bien entendida, que se va traduciendo en una mejora progresiva de sus resultados en estudio, apreciable en cada nuevo trabajo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario