Entrevista a los gasteiztarras When Evil Comes

Mucha oscuridad, esperanza y dolor contendrá el primer trabajo del quinteto gasteiztarra When Evil Comes, anteriormente llamados Minerva, un...

viernes, 28 de mayo de 2021

Crónica Mosh en la sala Urban Rock Concept, Gasteiz 22-05-2021

La autenticidad y la honestidad son rasgos difíciles de encontrar en una sociedad rodeada de superficialidad, ego y materialismo, estamos llenos de prejuicios y nos comportamos para ser aceptados socialmente. Incluso a veces echamos en cara a los demás las maneras diferentes de hacer las cosas o no somos capaces de decidir por nosotros mismos al dejarnos influenciar por el que dirán o pensarán los demás. En el mundo de la música ocurre lo mismo, no hay mucho espacio para ser original y creativo, tendiendo a la imitación y clonación, valorándose más el hecho de llenar una sala que la propia esencia de la música. Vivimos en una época en que los verdaderos músicos con pasión carecen de la visibilidad y reconocimiento que se merecen. Ya lo dijo Kurt Cobain: Ellos se ríen de mi porque soy diferente, yo me río de todos por ser iguales.


Las motivaciones de un grupo pueden ser múltiples, algunos buscan la gloria y el respeto, otros un modo para ganarse la vida y un selecto colectivo de músicos un vehículo para exteriorizar impulsos, liberar energía y expresar sentimientos. No se puede negar que los navarros Mosh hacen muy bien lo que hacen, un buen derroche de estilo en potencia desplegada, riffs certeros y poderosos estribillos, unos recursos muy directos y orgánicos, impregnados de matices necesarios para no estancarse en su evolución y que poco a poco van consiguiendo afianzar una personalidad mayor. Una formación que viene pisando muy fuerte, muy agradecida a sus seguidores, con una imperecedera ilusión y tremenda actitud de agradar, que es garantía de directos sin posibilidad de defraudar. A pesar del sometimiento a las medidas sanitarias sanitarias vigentes en la celebración de actividades culturales la banda busco que la intensidad no se perdiera, haciendo de su descarga fuese una tormenta sonora de guitarras cortantes y ritmos trepidantes, insuflando a las canciones una especial y genuina pasión, bien respaldada por sus fans acérrimos que no dudan en hacerse kilómetros, como bien quedo constancia ese día.
 

Las fisuras que apreciamos en algunas bandas sobre un escenario, en lo referido a sobreproducción musical en el estudio, en ellos no se da, conformando un bloque sólido de gran dinamismo y contundencia, una fortaleza titánica con un sonido y una ejecución de mucha altura. La banda se mostró en plena forma nada más arrancar con "Miedo", "La Fiera" y "Heridas", trasmitiendo emociones muy profundas y buscando con mucho ardor y criterio una rápida conexión con la audiencia, dejando de primeras una buena muestra de dinamismo revitalizante y alta dosis de furia depositada en sus nuevas composiciones, un afianzamiento de estilo, pero sin dejar de crecer en aspectos técnicos y de elaboración en matices, subrayando las melodías con un deje mucho más agresivo. A continuación llegaron "Vuelta A Empezar", "Estrella Del Cartel" y "Entrégate Al Momento", con un vocalista de poderosa voz que no sólo domina la melodía, sino que sabe dar vida a las canciones, algo en el que normalmente suelen errar muchos, una mente abierta a nuevas sensaciones, no solamente las de soltar adrenalina.


Del repertorio creo que ningún tema merece quedarse sin mención, ya que el concierto fue de menos a más, con tramos bien diferenciados, rescatando temas de sus comienzos en el transcurso del mismo como "Con El Agua Al cuello" e "Impune", y sin olvidarse de llevar a cabo su particular reivindicación a favor de la normalización del Euskera en "Erribera Maitea", tema compuesto para el CD "Euskaraz bizi eta ikasi"; y reservando para el tramo final una mayor energía desbordante y entusiasmo ilimitado, acrecentando la diferenciación entre las partes agresivas y limpias a nivel vocal, y aunando elaboración, detalles de calidad y un enfoque muy de directo, para llevarse el gato al agua en la ejecución desatada de "Tiembla El Destino", "Lazos De Sangre", "El Salto", "Vais A caer" y "Viejos Perros", con unos estribillos más remarcados que nunca y una autenticidad nada camuflada, apelando a ese deseo interno de sentirnos únicos. ¡Quien quiera ser igual, que lo sea. Quien quiera ser distinto, que lo sea!
 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario