Entrevista a los cántabros Herejía

Con unas señas muy claras y siempre apreciables, los cántabros Herejía nos presentan su segundo trabajo "La Quinta Herejía, un disco c...

thesoundoftheembryo@gmail.com

lunes, 7 de octubre de 2019

Primeras impresiones sobre el próximo disco de The Guilty Brigade

Las nuevas generaciones no cesan en sus intenciones de derribar la prohibiciones impuestas por el parlamento a su libertad de expresión y un activismo político y social a partes iguales. Con unas rasgos muy claros y siempre apreciables, los navarros The Guilty Brigade nos presentan “Tu Mundo Arder”, un estupendo trabajo que viene a continuar la senda ya iniciada en “No Apto Para Cuerdxs”, combinando fuerza descomunal con inteligencia y eficiencia, una madurez poco común en bandas que aún son jóvenes, demostrando así su firme intención por seguir hacia delante de manera decidida, sin dejar de evolucionar, de crecer y de disfrutar. Una constatación de que la banda se encuentra en un momento álgido. El álbum que verá la luz el día 17 de este mes, ha sido grabado y mezclado por Haritz Harreguy en Usurbil, y masterizado por Victor García en Ultramarino Estudios (Barcelona) en verano de este mismo año.


Han sumado a su inquietud interna, siempre en constante ebullición, los conocimientos y la experiencia adquirida en la carretera, haciendo volar por los aires a la iglesia, al fascismo, a la policía y a esos políticos que imponen a la fuerza sus ideales. Aunque no han cambiado radicalmente su estilo mordiente, tenemos la impresión de que tienen más claro que nunca su punto de mira. Un mayor desarrollo y asentamiento que hacen de ellos un grupo con mucho que aportar a nuestra escena musical. El grupo desprende fuerza, actitud y calidad en unos temas explosivos de concisión y destreza compositiva que te machacarán tus neuronas sin compasión. Una bofetada sonora de inquebrantable convicción para despertar el sano espíritu de lucha que todos llevamos dentro, sabiendo transmitir toda la energía que un disco como éste requiere, sin morderse la lengua y sacando más partido a esa unión de buen gusto musical con óptimas formas en el resultado. Un paso más adelante en lo musical como consecuencia de haber sabido introducir en cada canción la dosis justa de calidad y actitud, melodías aceleradas destinadas a quemar suela, coros bien ejecutados y poderosas guitarras que cuentan con vida propia, las cuales continuarán resonando en tu cabeza indefinidamente.


Siempre en constante evolución, incorporando nuevos y demoledores matices, The Guilty Brigade nos emplastan en la cara nada más arrancar el disco con “A Través Del Cristal”, single de adelanto y del que han grabado el primer videoclip, dardo envenenado marca de la casa, donde el nervio habitual en el grupo se mantiene, arremetiendo con riffs rockeros cargados de empuje y un ritmo trepidante impuesto por la desgarradora voz de Gartxot, la cual va arrasando con todo. A destacar especialmente el trabajo de las guitarras en “Sigo Siendo (el loco)”, un tema sobre el abuso de poder en la iglesia, huyendo de esquemas demasiado lineales, con explosivos cambios de ritmo y gran versatilidad. La ilusión y compromiso que mantiene la banda en el cara a cara evidencia que todo surge desde la creatividad más pura. Huellas de sangre que, aún hoy, tienen cunetas y cementerios de todo el país es de lo que versa el tema “Cadáveres En La tierra”, una composición bien conseguida y manteniendo el gancho en el ritmo y en el estribillo, con la magistral aportación de Enrique Villareal (El Drogas).


Los músicos exploran los caminos dentro de cada unas de las canciones, exprimiendo al máximo sus capacidades individuales, desplegando sin concesiones por un lado su vertiente punk rockandrollera y por otro la hardcoreta. Un buen ejemplo lo encontramos en “Hemos Venido Aquí A Joder”, unas guitarras potentes que derrochan riffs de forma constante y unos coros con mucha mecha que gastar. Tampoco pierden su sello en un tema de ritmo frenético como “Soy Tu tormenta”, sin ostentaciones ni exuberancias, excelente capacidad de apretar la búsqueda de sonidos dentro del estilo con la ayuda de Juanra & Sergi (Kop). Mayor empaque alberga “I Want To Destroy You”, donde se vuelven de lo más bestias, demostrando lo que son capaces de hacer en velocidad y fuerte pegada. Ampliando horizontes y levantando pasiones con unas guitarras que ofrecen ese contraste entre riffs que alternan de manera camaleónica del rock al hardcore punk y regalando diferentes modulaciones vocales en “Que Se Joda La Luna” y “Zure Paradisuko Deabruak”, atestiguando de forma más que fidedigna su notable evolución. La obra se cierra con “Esto No Es Una Canción De Amor”, jugando con la saturación de niveles de forma deliberada, siendo parte de la personalidad de una banda que muerde.

En definitiva un disco redondo, consiguiendo que el valor de cada tema crezca a medida que lo escuchas, enriqueciéndose de las influencias de cada miembro y con verdaderos momentos de brillantez, presagiando un gran futuro a la banda. Un trabajo que, sin duda, merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario