Crónica de Bleed en la sala Stage Live, Bilbo 07-06-2019

Hay golpes en la vida que nos llevan a pensar que la vida es despiadada y en muchas ocasiones injusta y hasta cruel. Acontecimientos que no...

thesoundoftheembryo@gmail.com

lunes, 4 de febrero de 2019

Reportaje de Isabel Marco en la tienda Fnac de Donosti 26-01-2019

Dicen que para captar la esencia de la vida uno debe encontrar su vocación y sacar lo bueno que lleva dentro para poder así dejar una huella significativa en el mundo, sabiendo aprovechar las oportunidades que le ofrece ella misma en ocasiones. Hay personas que cambian el mundo, lo mejoran, dejando a su paso huellas profundas e indelebles en la vida de otras, sabiendo valorar los pequeños detalles que le acontecen día a día y poniendo el alma en todo en lo que hace.

La zaragozana Isabel Marco atesora esa gran cualidad, calidez humana para crear lazos de afecto, ofreciendo a través de su música un ramillete intachable de enseñanzas de vida, el arte de ser uno mismo sin avergonzarse de ello, el crear un mundo mejor acabando con las desigualdades, injusticias y la violencia, el no tener miedo a ser diferente, pensar por uno mismo y tener una actitud de respeto hacia los demás y el saber concentrarse en los pensamientos, emociones y sensaciones que uno va sintiendo para alejarse de la realidad vivida. Su primer disco en solitario "Quiero Ser Agua" contiene pinceladas de sutileza y una dulzura soterrada bajo melodías creadas para ser cantadas, las cuales van dibujando una mirada certera de nuestra realidad cotidiana, conformando un mundo melódico pintoresco y lo suficiente real como para penetrar en él y sentirse parte del mismo, con solamente la magia que desprende la luz de su corazón y sus maravillosas modulaciones vocales.




Una nueva etapa con todas sus virtudes intactas, colocando siempre sus sentimientos en la piel del oyente, con la ayuda de su particular voz, capaz de subir, bajar y hacer loopings estremecedores. Una cantante con un robusto y promisorio potencial, dejándose el ama cada vez que se sube a un escenario, tal y como pudimos comprobar en la tienda Fnac de Donosti. Un buen dinamismo logrado mediante tiras y aflojas en las melodías mediante una voz versátil capaz siempre de adaptarse a la espontaneidad que atesora algunas de sus composiciones ("Voy A Pintarme El Sol", "Perdiendo La Gravedad", "Somos Todas", "Lobos Cenicientos" y "Abrázame" ), esas que sin necesidad de complicaciones resultan efectivas, de las que vas cogiendo cariño con el tiempo; y una valiente inquietud de buscar vías alternativas para sacar todo lo que lleva dentro una y otra vez a cargo de versiones ocurrentes como "La Alacena" (Héroes Del Silencio), "Que Desilusión" (Leño) y un recuerdo de su anterior etapa "Y La Sal" (Insolenzia), haciendo de la sencillez su mejor virtud. ¡Una delicia para derretirse lentamente en el paladar!





No hay comentarios:

Publicar un comentario