Primeras impresiones sobre el próximo disco de The Guilty Brigade

Las nuevas generaciones no cesan en sus intenciones de derribar la prohibiciones impuestas por el parlamento a su libertad de expresión y u...

jueves, 24 de enero de 2019

Reportaje de Flitter en el Polideportivo de Lizarra 01-12-2018

Las motivaciones de un grupo pueden ser múltiples, algunos buscan la gloria, otros un medio para ganarse la vida y algunos un vehículo para exteriorizar impulsos, liberar energía y expresar sentimientos. La historia del rock nacional está llena de grupos que en teoría lo tenían todo para triunfar, un sonido propio, mucha personalidad y rompedores discos, llenos de temazos contagiosos y adictivos, pero que sorprendemente nunca llegaron alcanzar el umbral de atención del público. Un ejemplo de ello lo encontramos en los navarros Flitter, una banda que debería estar mucho más arriba, tener un nombre más que importante dentro de la historia del rock metal de nuestro país, dado que siempre han buscado la variedad entre cada una de sus composiciones, buscando con persistencia nuevos sonidos, estribillos perfectamente estructurados y un extenso rango de matices sonoros, con la mayor entrega y el mejor sonido sacado con la producción.

En su propio homenaje abrieron de par en par las puertas de la esperanza, cerrando de un portazo las de la mediocridad, con una formidable solidez musical y gran capacidad de improvisación, creyendo en ellos mismos y armados con el alma que rezuman todas sus canciones. Un estilo propio consolidado con una firmeza y dedicación que les hace aún más convincentes. Con su habitual carácter natural y una buena dosis de valentía hicieron una mirada al pasado desde muy temprano para reivindicar la vigencia de todo su legado musical, "Más Volumen" y "Aceite Tóxico", llevados a un plano más endurecido, pero manteniendo toda su esencia y ganándose a pulso cada uno de sus nuevos seguidores, siendo alternadas con algunos temas de su última referencia como: "Si Me Fallas Tú", "Depredador", "Tuya Es La Fuerza" o "Hay Una Bala Para Ti", causando siempre una sensación brutal. No obstante, hay himnos que por una y mil veces que hayas visto a la banda siguen siendo espectaculares (“La Vida Que Kotxina Es”, "La Chelito", "Rastafari Mamao") porque la ilusión que transmiten es todo un buena muestra para las próximas generaciones de bandas, sacando toda su poderosa fuerza desde muy adentro bajo una gran honestidad y cercanía en el trato, con unas señas hoy por hoy en perfecto estado. Como era de esperar hubo gratas sorpresas en forma de colaboraciones, la interpretación de "Europa Huele A Muerto" con su vocalista original Iñaki Basarte, "Putas Al Poder" con la aparición estelar de Kapi (Ost) y sus particulares versiones de Txoria Txori (Mikel Laboa) y "La Silla Eléctrica" (Barrricada), en esta última sumándose a la fiesta Kutxi Romero (Marea) y el propio Iñaki. ¡Para quitarse el sombrero!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

thesoundoftheembryo@gmail.com