Entrevista a los madrileños Vita Imana

A una semana escasa de las descargas de Bleed y Vita Imana en la sala Stage Live (Bilbo). Nos hemos puesto en contacto con los madrileños V...

viernes, 21 de septiembre de 2018

Reportaje fotográfico de Bleed en fiestas de Mamariga 07-09-2018

El continuo ir y venir de tendencias sigue afectando bastante a nuestro metal vasco, pero con la aparición de grupos como Bleed o Alter Life parece que de nuevo este género musical empieza a coger algo más de fuerza. Bleed destacan por su sobriedad, caminando desde estilos pesados groove a pasos rápido thrasheros, sin grandes excesos y huyendo de esquemas demasiado lineales, con un mensajes que animan a no rendirse, a recuperar el entorno social que nos están robando. Una potentísima banda de metal que cuenta en sus filas con experimentados músicos, entre ellos, el guitarrista Jon Gelado (Ex-Adn, Amimishock, Fiend) y el vocalista Jon Ander (Ex-Sobieth), quien no deja de impresionarnos por su solvencia, capacidad y actitud encima de un escenario. Un conjunto de músicos sin prejuicios musicales, capaces de aceptar las diferentes ideas de sus compañeros para cada tema y sin que ello mermen sus virtudes individuales.

En plenas fiestas fiestas de Mamariga arrancaron brutales con "Juego De Espejos" y "Ez", desafiando la ley de la gravedad y teniendo como principal sustento la fuerza de sus guitarras bajo un centro de gravedad permanente fijado en la voz potente, clara y dominante de Jon, arremetiendo sin piedad contra todos los poderes establecidos, el capitalismo, la iglesia y la corrupción. Se engarzaron sin ofrecer respiro con desarrollos impredecibles y tanta energía que se propagó rápidamente al público, demostrando en todo momento un alto grado de unión e inteligencia, en particular en "En Este Amargo Mar", "Mentiras De Dios", "Con La Muerte A solas" y "Dementes", poniéndose todos al servicio de cada una de ellas. Ejemplos claros de que el control del tempo, el acierto con las estructuras y el dominio de los instrumentos permiten un plus más de dificultad con la velocidad en la ejecución. Tampoco faltó una pequeña reivindicación de justicia para los jóvenes de Alsasua. La intensidad y entusiasmo con la que tocaron fue encarrilando un veredicto incuestionable, músicos que sienten lo que tocan y una música como expresión de lo que son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

thesoundoftheembryo@gmail.com