thesoundoftheembryo@gmail.com

lunes, 25 de septiembre de 2017

Reportaje de Taken en la quinta edición del Boga Boga Metal Fest

En estos difíciles tiempos que corren en los que el riesgo de montar un evento musical es cada vez más alto, es de agradecer que haya personas como el colectivo que forman Inforock que se molesten en organizar o amparar eventos cuya finalidad sea fomentar la música en vivo y los nuevos valores artísticos en su gran mayoría ya que resulta complicado mantener esa ilusión y apostar por géneros musicales tan minoritarios pero siempre alguien tiene que dar el primer paso para inclinar la balanza hacia el otro extremo y demostrar que somos muchos más que dos (que equivocados están los que piensan que somos pocos). La quinta edición del Boga Boga Metal Fest contó con una presencia de público aceptable y la buena predisposición de tres formaciones que huyen de la copia barata y apuestan por el progreso en sus capacidades compositivas. 

En el mundo de la música hay formaciones que por mucho que lo intenten siempre se quedan en el mismo sitio, pero no por ello renuncian al placer de jugar, siendo conscientes de que la vida les puede sonreír en el momento en que menos se lo esperen. Los navarros Taken tienen más que claro que el trabajo constante contribuye a dar buenos frutos, hacerse fuertes en el terreno power metal clásico y abrirse paso sin complejos a golpes de calidad. Enchufadísimos entraron de lleno en la descarga con la convicción del que pisa un terreno de sobra conocido, empujados por sus propias ganas e intentando contagiar al público toda su emoción y una buena dosis de pasión en cada uno de los temas, resultando ser un plato de buen gusto para todo seguidor del power metal de siempre. No les faltó el calor del público que les acompañó desde el principio de la velada cantando los estribillos de "The Seven Seas", "Forgotten Realms" y "The Last Deadly Deeds". Nada sorprendente, si los músicos tienen talento, capacidad más que sobrada y una fuerte cohesión entre ellos es fácil que todo fluya para que el cautivar surja efecto. 

Una grandeza que se encuentra en lo directo de sus composiciones, en sus arreglos sinfónicos incorporados con gusto y principalmente en unas líneas vocales que saben rasgar y endulzar, siendo en su vertiente más melódica cuando resultan más acertadas. Destacar lo que transmitió David Arredondo esa noche, cómodo, motivado y metido de lleno en el concierto, generando simpatía y cercanía de forma agradable y sin forzar, una naturalidad impecable en su propósito de que el público se involucrará con él en algunos de sus temas como "Modern Messiah", "Afterlife" "Tales of Glory" o la versión de Avantasia "Dying For An Angel" y se crease rápidamente ese óptimo clima para que la actuación fuera vivida de una manera más intensa. Una banda digna de hacerse un hueco entre los amantes del género.


No hay comentarios:

Publicar un comentario